¿Tomarse unas copas bajo tierra? ¿Qué quiere decir eso? Quiere decir que si quieres variar de plan, y te apetece conocer sitios diferentes donde además de tomarte algo disfrutes de una experiencia distinta, éste es tu post.

Descender a unas cuevas del siglo XVI, antaño propiedad de la Inquisición, y allí tomarte una copa se puede hacer en la coctelería “Las cuevas de Sandó”Las-Cuevas-de-Sandó

A pocos metros de la Gran Vía se encuentra esta joya de la capital, que mezcla el ambiente antiguo de sus cuevas con la modernidad de una coctelería contemporánea. Y es que las paredes y bóvedas de piedra no será lo único que te llame la atención: el suelo es de cristal, y a través de él circulan una serie de cables que permiten que las baldosas cambien de tonalidad y esgriman distintos tipos de figuras.

Los cócteles son muy variados y se dividen en tonalidades: verdes, naranjas y azules. Cada uno de estos colores se corresponde con sus sabores pertinentes. Encontrarás cócteles con alcohol y sin alcohol y marcas de primera calidad.

De jueves a sábado abren de cinco de la tarde a dos de la madrugada, y los martes, miércoles y domingo de cinco a doce. Así que ya sabes, si quieres impresionar a alguien, ¡ésta es una apuesta segura!

Anuncios