Hablar de vestidos de novia, es sinónimo de autenticidad, buen diseño y elegancia, pero si la novia es un persona famosa, los valores agregados son buscar un diseñador de alto nivel y una buen presupuesto.

El acudir a una boda de famosos en la actualidad, es la oportunidad perfecta para que los novios y los invitados puedan lucir sus mejores atuendos. Los lentes de las cámaras de programas de espectáculos estarán captando el más mínimo detalle de los trajes y si involuntariamente se ha caído en un desatino, serás carne de carroña de maquiavélicos críticos de la moda.

Pero sin duda, las más ovacionada o criticada, siempre será la novia, su vestido tiene que ser “el vestido”, que logre dejar desconcertados a los invitados y claro provocar envidia en alguna solterona.

Entre las famosas, que han pasado a la fila de las casadas y han dejado huella con su esplendoroso vestido de novia tenemos a Eva Longoria, quien lució un vestido diseñado por su amigo Ángel Sánchez, quien confeccionó un fastuoso vestido hecho a base de seda con cintas de gaza metálica en corte de sirena, que ensalzaba las curvas de la actriz.

Otra de las ovacionadas fue, Gwen Stefani, quien se convirtió en una princesa arrancada de un cuento de hadas, llegando a lucir un perfecto vestido de seda en degrade de blanco al color rosa. El aplaudido traje fue diseñado por John Galliano de la casa Dior.

Christina Aguilera, fue otra famosa que sorprendió con dos vestidos, el primero un ceñido traje estilo español de Christian Lacroix, para luego lucir un mini vestido satinado diseñado por su estilista Simone Harouche.

Anuncios