El nombre de la compañía alude a la estrecha relación que puede unir las partes de un todo, moviéndose en armonía para alcanzar un objetivo común con toda la destreza de una improbable mano de siete dedos. Inspirados por la misión de renovar el género circense, creando espectáculos íntimos y a la vez audazmente contemporáneos, Les 7 doigts de la main llegan al Teatro Circo Price de Madrid con PSY.

El proyecto de la compañía fundada en 2002 era el aportar al circo un nuevo sabor, creando espectáculos a escala más humana. Su primer espectáculo, LOFT, se desvía de los standards del circo fantástico para ambientarse en un entorno mas íntimo del habitáculo de un artista. Los momentos que los artistas comparten con el público son una increíble mezcla de formas artísticas, acrobacia, danza, clown, música, canto, textos, proyecciones de video interactivo, DJ en directo, resultando un espectáculo con nuevos conceptos.

En 2006, Les 7 doigts de la main crean su segunda producción, TRACES. Del loft pasamos a un bunker, pero el aspecto queda eléctrico, el espectáculo está siempre sostenido por los fundadores de la compañía, un proceso de creación colectiva, un acercamiento a la grandeza humana y al arte multidisciplinar. Esta vez ceden la escena a cinco nuevos artistas que mezclan acrobacias clásicas con otras formas artísticas como el basket, skateboard o el parcour… Estos cinco jóvenes artistas estallan en escena con una energía y dinamismo renovados.

En enero de 2007, el Proyecto Fibonacci se presenta por primera vez en Méjico DF. El proyecto es una creación en movimiento, un espectáculo en constante evolución realizado a través de una serie de residencias alrededor del mundo y basada en la colaboración de artistas de diferentes culturas y diferentes formas artísticas.

En julio 2007, Les 7 doigts de la main presentan en Nueva York su nueva creación llamada LA VIE. Volvemos a encontrar en escena a los miembros fundadores de la compañía en un contexto totalmente nuevo para ellos, LA VIE es un espectáculo con sabor a cabaret y la acción que se desarrolla en esta especie de purgatorio está destinada a un público mas adulto. Los artistas ejecutan los números con energía y sensualidad, mezclando los temas sombríos como la muerte, de forma humorística y sexy, hasta el juicio final.

2010 marca el nacimiento de PSY, su creación mas ambiciosa por el momento. Como en LA VIE o TRACES, la compañía yuxtaponen temas oscuros y complejos al lenguaje del circo en una rica experiencia artística.
Con 8 años de existencia, LOFT, TRACES y LA VIE continúan recorriendo el mundo.

Para su cuarta creación, Los 7 dedos de la mano se sumergen en el universo rico y surrealista de la psique humana. Mientras que en sus espectáculos precedentes Los 7 Doigts nos han transportado por espacios, tiempos y lugares bien definidos (un Loft, un barrio, el purgatorio) con artistas bien amarrados en un solo papel, PSY, nos hace viajar a traves de paisajes cambiantes, nos propone visiones deformadas, sueños borrosos y recuerdos fragmentados.

En la tranquilidad del despacho de un siquiatra, un hombre sentado escucha voces. Estas le empujan a trepar sobre un trapecio y a suspenderse de los dedos de los pies. En medio de un cruce, un hombre que sufre de trastornos obsesivo compulsivos, se abandona a merced del tráfico, y trata de zafarse haciendo acrobacias entre una marea de peatones. Enfrentando su agorafobia, una mujer se balancea en los aires, mientras que un cuarto personaje se busca entre una locura de rostros enmascarados, se viste en equilibrio sobre sus manos, cabeza abajo.

Insomnio, amnesia, paranoia, hypochondria… malabarismo, mástil chino, rueda alemana, cuerda aérea y báscula. PSY yuxtapone ciertas facetas sombrías de la psique humana al lenguaje estimulante y exaltado de las artes del circo y nos revela la belleza, el humor y finalmente la omnipresencia de nuestras neurosis.

Anuncios