Si hay un género artístico que me apasiona, ése es el del musical. Siempre que puedo acudo a una de estas mágicas representaciones que tienen lugar en la capital. Procuro elegir productos recomendados por la crítica nacional e internacional especializada, que en raras ocasiones se equivocan, y eso es lo que he hecho en esta última ocasión. Chicago, el musical venía precedida de grandes alabanzas del público mundial, y solo por ello creo que ya merecía la pena concederle una oportunidad. No os podéis imaginar lo contenta que estoy de habérsela dado: Sublime, magnífica, extraordinaria…todos los sinónimos que queréis utilizar estarán bien para describir uno de los mejores espectáculos musicales al que he podido acudir este año en la capital.

Desde el 27 de noviembre el Teatro Coliseum de Madrid está teñido de rojo y negro, los colores simbólicos del musical Chicago, símbolos también de la pasión, el crimen, la noche, el jazz… los ingredientes del Chicago de los años 20, donde crímenes y amores pasionales convivían en una sociedad en la que los asesinos ocupaban las portadas de los principales tabloides, siendo objeto de admiración de una sociedad dominada por el poder de la prensa.

Esa realidad fue reflejada en una obra de Maurine Dallas Watkins y, a su vez, en el musical que John Kander, Fred Ebb y Bob Fosse escribieron en 1975. Un espectáculo que rompía con los cánones del género en su tiempo y que no fue hasta 20 años después -gracias al estreno en Broadway de su maravilloso revival- cuando obtuvo el reconocimiento que merecía tan magistral pieza.

El resultado fue un éxito abismal. Desde entonces Chicago ha permanecido en cartel en Broadway, donde actualmente se representa en el Ambassadors Theatre. En 1997 llegó al West End londinense, donde en la actualidad es el musical procedente de Broadway que mayor tiempo se ha mantenido en cartel. Y así se ha representado en diferentes países e idiomas.

A mí parecer, es uno de los musicales más interesantes de los últimos tiempos. Es elegante, energético, sensual y cautivador. Y a pesar de estar situado casi un siglo atrás, su historia continúa siendo tan actual como entonces: la corrupción, los crímenes pasionales y la manipulación de la prensa sigue conviviendo con nosotros hoy en día.

Los cierto es que desde su estreno en la capital española ya son cientos los espectadores que han acudido al Teatro Coliseum de Madrid. Natalia Millán, Antonio Bandera y la argentina Marcel Paoli son algunas de las caras conocidas con las que os encontraréis en caso de acudir al teatro. Natalia Milán da vida a Velma Kelly, una cantante de cabaret que asesina a su marido y acaba en la cárcel. Por su parte, Marcela Paoli, que ya interpretó la versión de Chicago en Buenos Aires en el 2001, reencarna a Roxie Hart, ama de casa que sueña con ser estrella de cine que también terminará entre rejas por un crimen pasional. Y el caballero de la obra, Manuel Bandera, que dará vida a un abogado llamado Billy Flynn, que llevará a su antojo a cualquier medio de comunicación.

Un elenco magnífico, para una obra que no lo es menos. Os recomiendo fervientemente la asistencia al teatro. No os arrepentiréis. Por el momento os dejo con un adelanto:

Más información:

Teatro Coliseum de Madrid
Horario: M , X y J a las 20.30 h. V y S a las 18 y 22 h. D a las 19 h.
Precios: M a J y primera sesión del V, de 19,90 a 55 euros. Segunda sesión del V, S y D, de 19,90 a 69,90 euros.

Mapa

Anuncios