Ya sabéis lo fans que somos en este blog del Circo del Sol, por ello no podemos dejar pasar la oportunidad de recomendaros un espectáculo que aunque no tenga nada que ver con la compañía canadiense sí que en cierta manera nos recuerda a ella. Diavolo Dance Theatre, que a muchos no os sonará de nada, es una compañía fundada en Los Ángeles en 1992 por Jacques Heim, coreógrafo de origen francés afincado en Las Vegas y creador de Ka, el espectáculo permanente  del Circo del Sol en la ciudad de los casinos: su originalidad, virtuosismo y anarquía artística han hecho de él uno de los coreógrafos más sobresalientes del mundo, acepción que ha corroborado el Circo del Sol solicitando sus servicios y bebiendo del elixir que este genial artista es capaz de cocinar en su mente.

escena

Esta es la primera vez que la compañía pisa suelo patrio, y lo hace dentro de la programación oficial de Los Veranos de la Villa. Un cóctel de danza, gimnasia, acrobacia, teatro y circo realizado por 10 bailarines, gimnastas y actores y del que podremos disfrutar a partir de hoy y hasta el 16 de agosto en el inconmensurable escenario Puesta del Ángel, ubicado en plena Casa de Campo.

Según palabras del propio director del festival, Manuel Gutiérrez, el espectáculo destaca por la dificultad de la utilización de todos los elementos que ponen en escena, así como por su calidad artística y su interés para todos los públicos. Además es interesante que sepáis, sobretodo aquellos que nunca hayáis oído hablar de la compañía ni hayáis visto nada de la misma, que el nuevo espectáculo que traen a Madrid se compone de los mejores momentos de seis espectáculos creados entre 2001 y 2009.

Lo fundamental de esta nueva propuesta es la interacción de los bailarines con otras tantas piezas de carpintería o de ingeniería. Tal y como el director de la compañía ha destacado: “Diavolo no cuenta una historia sino que habla de temas omnipresentes: las luchas del ser humano, el caos, la destrucción, la fe, el amor…”. Él, que confiesa no saber nada de danza, asegura que eso le da la suficiente libertad como para no ajustarse en nada de lo que hace a la norma: “mis bailarines son los técnicos que materializan mis ideas”, afirma.

El principal objetivo de Heim en este espectáculo es representar el modo irónico  en el que los individuos interactúan con su entorno. Para ello se vale de una técnica no muy utilizada entre sus compañeros de profesión y que consiste en construir las piezas en estrecha colaboración con sus bailarines, gimnastas y actores, es decir, lleva a cabo un trabajo colectivo en el que cada uno de los participantes origina su propia fraseología de movimientos.

Pese a que el espectáculo en su totalidad resplandece con fuerza, sí es cierto, que hay tres momentos de la obra, tres coreografías para ser más exactos, que acaparan nuestros cinco sentidos y nos hacen partícipes de una sensación de grandiosidad y alabanza a esos artistas que tanto valor demuestran sobre el escenario: D2R, donde los bailarines suben y bajan por unas barras metálicas clavadas en un muro, hasta que la repetición adquiere sentido. Humachinam la trouppe, donde hacen girar una rueda traslúcida gigante mientras caminan sobre sus radios. Y Trajectorie, que cierra el espectáculo, y donde la compañía al completo, subida en una plataforma oscilante simboliza el paisaje actual de las relaciones humanas, siempre inestables y movedizas.

Para más detalles, ya sabéis…acudid al espectáculo. Puede resultaros caro, pero merece la pena!

Escenario Puerta del Ángel
Fechas: del 11 al 16 de agosto
Precio: entre 18 y 30 euros

Ver mapa

Anuncios