West Side Story: Un Romeo y Julieta en el Nueva York de los años 50, una historia clásica en un ambiente moderno y una trama de ayer para unos personajes de hoy. Ésta es la esencia del musical más recordado de la historia de Broadway, una de las obras más famosas y exitosas  del New York de los 50´s y uno de shows más representados, admirados y alabados por el público y la crítica internacional.

escena

El musical, que se ha traducido a infinidad de lenguas y ha sido interpretado por las compañías más importantes de todos los países por los que ha pasado, celebra su 50 aniversario y lo hace de la mejor manera posible: con una versión primigenia fiel al original de Jerome Robbins, una demostración de que la obra no ha perdido ni un ápice de actualidad.

Después de su estreno en Tokio y su paso por París, esta auténtica versión, con Joey Mc Kneely como director escénico y Donald Chan como director musical, llega a los Veranos de la Villa de Madrid. Su estreno supone además del pistoletazo de salida de la vigésima cuarta edición del festival cultural veraniego, que se extenderá hasta el 23 de agosto, la inauguración de la novedad más destacada del certamen estival: el denominado Escenario Puerta del Ángel, que pasa a convertirse en centro neurálgico de los Veranos de la Villa, en sustitución del tradicional patio de Conde Duque.

Este clásico vio la luz por primera vez el 26 de septiembre de 1957, en el mítico Winter Garden Theatre de Nueva York, de la mano de Jerome Robbins. En 1949, el entonces ya reputado coreógrafo norteamericano tuvo la idea de montar un musical que tomara la historia de Romeo y Julieta ambientándola en el Nueva York del momento. Así se lo comentó al compositor Leonard Berstein y al escritor Arthur Laurents, quienes entusiasmados con la idea se pusieron a trabajar en una adaptación que se llamaría East Side Story y tendría como escenario el Lower East Side, conocido como el Village, en la que los Montescos serían católicos y los Capuleto serían judíos.

Bernstein, Laurents y Robbins aprovecharon el estallido de violencia racial surgido en los años 50 en pleno corazón de Manhatan entre chavales de diferentes etnias y religiones para contextualizar su obra. De esta forma reconvirtieron a católicos y judíos en dos bandas juveniles de latinos y americanos y así fue como nacieron los Jets y los Sharks, las dos familias enfrentadas de esta versión canalla de la obra más conocida de Shakespeare, en la que Julieta se trasmuta en María, una bella puertorriqueña, protegida por los Jets, que se enamora perdida y trágicamente de Tony, cabecilla de la banda de los Sharks.

Desde el 25 de junio y hasta el 5 de julio podréis disfrutar de esta fiel adaptación en Madrid, dentro del marco de la nueva edición del festival Veranos de la Villa. El precio oscila entre los 20 y los 40 euros y el idioma en el que se representará será el inglés, aunque no os preocupéis, se facilitarán subtítulos en castellano. El reparto principal, que tendrá el gusto de actuar en el recién estrenado escenario Puerta del Ángel, está formado por grandes nombres de la escena norteamericana: Chad Hilligus, Scot Sussman, Eli Ewoldt, Kendall Kelly, Oneika Phillips, Michael Jablonski y Emmanuel de Jesús Silva.

Anuncios