El Teatro Real vuelve a ser el protagonista de mi blog. Si hace unos días os animaba a acudir a la ópera  con los pequeños de la casa, hoy mi recomendación va dirigida a adultos: Tannhäuser, la nueva adaptación de la ópera de Richard Wagner, que permanecerá en cartel hasta el 2 de abril. Los responsables de esta picante, explícita y sonrojada adaptación son Ian Judge, reconocido director teatral, y Jesús López Cobos, director musical del teatro. Ambos han unido su esfuerzo y compaginado su talento en una arriesgado proyecto. Resultado: una puesta en escena que no dejará indiferente a nadie.

escena

Tannhäuser está inspirada en dos leyendas medievales. Por un lado, cuenta la historia del caballero cruzado del siglo XII que, tras llevar una vida pecaminosa, busca el perdón del papa Urbano IV en Roma sin conseguirlo. Y por otro lado, hace referencia al torneo de canto celebrado en el castillo de Wartburg en el que se dan cita los Minnesänger, los trovadores medievales alemanes más conocidos del momento.

La nueva adaptación juega con los colores y sitúa el erotismo en primera plana. El veterano director de la Royal Shakespeare Company ha querido con su dirección escénica que lo que se oye se parezca a lo que se ve, lo que incluye la orgía Venusberg, que Richar Wagner imaginó como introducción musical para su primer acto.

Judge sitúa a los protagonistas en el S. XIX, en un elegante salón en el que se enfrentan la libertad del artista frente a la sociedad convencional  produciéndose un debate entre la carne y el espíritu, con el arte como arma transgresora y redentora al mismo tiempo. La puesta en escena está dividida en tres actos bien diferenciados. Para el primero de ellos, definido por el rojo, Gottfried Pilz y Mark Doubleday han construido un burdel tremendamente caro, habitado por bailarines de ambos  sexos representando casi desnudos el delirio y frenesí eróticos de Venusberg. Se apagan las luces y comienza el segundo acto. Ahora los colores predominantes son el blanco y el negro, y el protagonista pasa a ser el afán de un héroe en pos de su vida anterior. Para finalizar, la escena adquirirá una iluminación verdosa.

Esta es la tercera vez  que Tannhäuser se representa en el Teatro Real. En febrero de 1999 se estrenó una producción de Werner Harzog con dirección musical de Hans Wallat y, en el verano de 2002, la Deutche Staatsoper de Berlín desembarcaba en Madrid con una propuesta escénica de Harry Kupfer y musical de Daniel Barenboim.

Esta nueva adaptación cuenta con una importante baza, un reparto de primera fila internacional que ha hecho del Tannhäuser de Judge una cita obligatoria:  Peter Seiffert o Robert Gambill en el papel titular, Petra Maria Schnitzer o Edith Haller (Elisabeth), Lioba Braun o Anna-Katharina Behnke (Venus), Günther Groissböck (Landgrave) y Christian Gerhaher o Roman Trekel (Wolfram von Eschenbach).

En el TEATRO REAL, hasta el 12 de abril

Dirección: Plaza de Orientes./n
Teléfono: 91 – 516 06 06 (Taquillas)
Transporte: Metro: Ópera (líneas 2, 5 y ramal) y Sol (líneas 1, 2 y 3)

Horario: 13, 17, 19, 21, 23, 25 y 27 de marzo y 2 de abril a las 19 h. 15 y 29 de marzo a las 18 h.
Precio: de 17 a 151 euros. Día de estreno: de 19 a 262 euros.

Ver mapa

Anuncios