Nuevos tiempos para la pinacoteca más importante de nuestro país. Después de la portentosa y admirada ampliación que el museo sufrió en 2007 y no cansados aún de satisfacer, más si cabe, a los curiosos visitantes, los responsables del Prado han decidido sorprender a los más fieles admiradores del arte con una nueva reestructuración del museo, bautizada como “la otra ampliación”. Este misma semana, el director adjunto de Conservación del Museo, Gabriele Finaldi, presentaba ante los medios de comunicación la nueva iniciativa.

prado

El edificio Villanueva no para de crecer, aunque esta vez no arquitectónicamente. Tras la inauguración de la reciente ampliación dirigida por Rafael Moneo 25 salas, equivalentes a un 25% del espacio, fueron liberadas. Esto ha permitido al personal de la pinacoteca reorganizar nuevamente todos los tesoros que, hasta el momento y debido a la falta de espacio, mantenían ocultos en los sótanos del museo.

Una interesante iniciativa que ha ayudado al museo a reordenar su colección permanente, adaptarse a lo nuevos tiempos y movilizar a los visitantes para que acudan al museo a admirar las obras de siempre y no sólo vayan a ver las exposiciones temporales.

La liberación de estas 25 salas le permite al museo exponer 500 obras más, siendo los fondos del siglo XIX los más beneficiados en esta nueva reestructuración del museo, obras que tuvieron su momento de gloria en la exposición que inauguró la ampliación, y que por fin han encontrado su emplazamiento definitivo. Según los cálculos de los responsables, podrán exhibirse 20 grandes esculturas de ésta época y hasta 120 pinturas, entre las que destacan Doña Isabel la Católica dictando su testamento, de Rosales, o los Chicos en la playa, de Sorolla, verdaderas joyas decimonónicas.

Un recorrido por la historia de la pintura

Finaldi aprovechó el anuncio de esta nueva reordenación de el Prado para dar a conocer lo que para la organización sería la “visita ideal”. Un periplo cronológico y agrupado por escuelas que permitirá al visitante apreciar la evolución de la pintura a lo largo de la historia. Comienza en la sala de las Musas y realiza un bucle de norte a sur por las tres plantas del edificio, hasta finalizar en las colecciones del siglo XIX.

Este nuevo recorrido podrá seguirse con la primera guía oficial publicada por el Prado y presentada también esta semana, que resume un viaje por lo grandes maestros del museo a través de una selección de 400 obras que tiene previsto mostrarse gracias a esta nueva ampliación.

Esta ruta, que comienza en la Sala de las Musas, te transportará a muy diversas épocas gracias al compás marcado por las pinceladas más valiosas de la historia. Colecciones medievales, renacentistas, flamencas, italianas y españolas constituirán la primera parada de este apasionante viaje. Después de toparte con “Carlos V y la Furia” llegarás al verdadero tesoro del museo: la Galería Central donde se expondrán los tiziano, tintoretto y verones de gran tamaño; así como Las Meninas y las obras más importantes de El Greco, Ribera y Zurbarán. Y finalmente la visita se cerrará con el siglo XIX, desde el Neoclasicismo hasta fin de siglo.

El proyecto no estará finalizado hasta el 2012, pero en abril el museo presentará la primera fase de la reordenación: las salas que albergarán la pintura italiana de los siglos XV y XVI.

MUSEO DEL PRADO

Dirección: Calle Ruiz de Alarcón 23
Teléfono: 91 330 2800

Ver mapa

Anuncios