¿Una tortillería?…¿Existe eso?…pregunté. ¡Qué original! Pues habrá que ir…Dicho y hecho.

Hace unos días, y después de mucho insistir, conseguí convencer a un grupo de amigos de que debíamos acudir al Flash Flash a disfrutar de la tan famosa y variadísima carta de tortillas. Un paraíso para mí, FAN Nº 1 de la tortilla española y sucedáneos, y uno de los locales de moda de nueva apertura en la capital.

entrada

Primera sorpresa de la noche: la entrada. Un local chic se dejaba entrever por sus originales ventanas en forma de pompitas. Antes de entrar ya fuimos conscientes del ambiente tan “currado” con el que nos íbamos a encontrar, en el que el blanco inmaculado inundaba un ambiente, para mi gusto, excesivamente cargado (demasiadas mesas por metro cuadrado). Mesas blancas y sencillas, sofás blancos y tapizados de falso   cuero y paredes llenas de mujeres haciéndonos fotos componen la decoración minimalista de un local en cuya carta destaca la tortilla, aunque no será lo único.

Segunda sorpresa de la noche: 50 clases diferentes de tortillas!!!!Cuando vi la carta no me lo podía creer! Desde verduras hasta pescado, pasando por la típica patata y completándola la insulsa francesa. Un manjar, por ahora no tanto para el paladar, como sí para la vista, sobre todo de aquellos que nos consideramos fans de esta peculiaridad culinaria. Aquellos a los que no os agraden en exceso las tortillas os informo de que la carta también cuenta con otras posibles opciones: carnes, ensaladas, sopas y hamburguesas. A parte de postres y gran variedad de vinos, claro.

comida

Después de pedir una gran variedad de tortillas, puesto que todos somos fans de las tortillas, y ser atendidos por un servicio trajeado y bastante eficiente llega la verdadera sorpresa de la noche: nuestra cena, compuesta de 5 diferentes tipos de tortilla. La primera que llega a la mesa es la mía (mi sugerencia): TOTILLA FORASTERA (jamón y setas), para mi gusto poco hecha y algo insulsa, pensaba encontrarte ingredientes de calidad, y la verdad es que me decepcionaron. A continuación recibimos la TORTILLA DE LAS NIÑAS (salsa de bechamel con pollo), la que más intriga nos causaba, un popurrí de salsa, huevo y pollo nada elegante (en lo que a presentación respecta) pero más sabrosa que la anterior, la verdad. Y a lo último llegaron las tres que nos quedaban de golpe: TORTILLA DE PATATA CON JAMÓN, TORTILLA DE BERANJENA Y TORTILLA DE ATÚN. Nada del otro mundo. Esperaba, después de ver el restaurante, una mejor presentación en lo platos, y por supuesto, mejor calidad. Reconozco que no nos dejamos nada en el plato, pero sin embargo, nuestro regustillo final no fue el que esperábamos.

Menos mal que acerté con el postre. Para mí, la mejor tarta de queso que he probado nunca. Os la recomiendo. No os olvidéis del nombre: Tarta de queso Flash Flash. Mis compis, sin embargo, corrieron peor suerte. Decidieron dar una nueva oportunidad a las tortillas del sitio y concluir la noche con otra tortilla más (esta vez dulce), engañados por un nombre sugerente (tortilla de manzana), que al final se quedó en eso, en algo sugerente, nada más.

ambiente

Siento deciros que no superó mis expectativas y que salí disgustada, no obstante, y quiero ser justa, debo admitir mi asistencia a restaurantes mucho peores. No creo que repita, pero sí aconsejo la experiencia, tampoco es excesivamente caro y puede resultaros original. Además, quien sabe, quizás vosotros tengáis más suerte en la elección de las tortillas!

RESTAURANTE FLASH FLASH TORTILLERÍA

Dirección: C/ Núñez de Balboa, 75
Teléfono: 91 575 10 10
Horario: de 10.00 a 13.30 horas
Precio: entre 20 y 30 euros

Ver mapa

Anuncios