El restaurante que esta semana os recomiendo es “La cocina del desierto”, de comida marroquí situado a mitad de camino entre las paradas de metro de Gran Vía, Chueca, Sevilla y Banco de España. Conviene reservar con bastante antelación por su aforo de 36 personas, su situación y la fama que ha adquirido. Y el horario en el que permanece abierto es de 8:00 a 2:00 horas, abriendo media hora más los viernes, sábados y vísperas de festivos. A parte, los mismos dueños disponen de otro local: Restaurante Arabia, en la calle Piamonte, 12.

Las opiniones que existen sobre él son cada vez mejores. El éxito con el que actualmente cuenta hace imposible ir a cenar sin haber hecho antes una reserva previa, y con bastantes días de antelación, claro. Quiero advertiros que si lo que queréis es ir un grupo grande de personas os obligarán a pedir el menú degustación, pero no os preocupéis porque es totalmente asequible y además os permitirá probar la gran mayoría de sus especialidades.

Es un lugar con bastante encanto y que cuenta en su decoración con gran cantidad de peculiaridades que le hacen destacar por encima de los otros restaurantes árabes a los que podáis acudir. Por ejemplo, la carta  está impresa en tablillas de madera, al igual que la que luce colgada en su entrada, las mesas están formadas por enormes bandejas de cobre labrado que cubren antiguas tinajas de metal, y una gran alfombra cubre la totalidad del suelo, en ella, todo tipo de cojines: gruesos, delgados, grandes, pequeños, redondos, cuadrados… que ayudan a estar más cómodo al comensal, puesto que si queréis  podéis disfrutar de la cena sentados en el suelo, al más puro estilo árabe-oriental, así que os recomiendo que llevéis ropa cómoda para la ocasión.

Entre sus especialidades culinarias destacan:

1) La ensalada de TABULE: perejil, cebolla, tomate y sémola.
2)  El KABAK: formado por dos brochetas de cordero al cilantro.
3) Ensalada de berenjenas, pimientos asados y tomates.
4) FALAFELES: cuatro tortillitas rellenas de legumbres y verduras servidos sobre una salsa que los complementa perfectamente.
5) Y de postre PASTELITOS ÁRABES: de dátil, de almendra y de nuez.

Como ya os he indicado anteriormente una buena opción es la del menú degustación, que cuesta 16 € y os incluye: entrantes (Berengenas, pimientos asados y tomates; Tabule; Hómus y Crema de berenjenas con salsa de sésamo) varios platos principales (Falafel, Kabak, Pastela y Cuscús de pollo). Y además pan de pita, bebida a elegir: una botella de vino para tres o dos refrescos/agua por persona y el postre a base de Pastelitos árabes y un Té de hierbas. Es una magnífica forma de probar la mayoría de las especialidades que el restaurante ofrece.

Para todos aquellos que os guste la comida árabe-marroquí os adjunto a continuación los datos necesarios para que podáis acudir:

Dirección: C/ Barbieri, 1 (Madrid centro)
Teléfono: 91 523 11 42

Transporte: Metro Gran Vía (líneas 1 y 5)

Horario: de 20.00 a 2.00 de la madrugada
Precio: 15-20€ (menú degustación: 16€)

Ver mapa

Anuncios