El terror es la respuesta que, en algunos casos, ofrecemos al terror. Esta paradoja es la esencia misma del Boris Godunov de Pushkin: un impostor asalta el poder dispuesto a derrocar a un gobernante corrupto y todos saben que no va a ser mejor que aquel al que pretende suplantar.

‘La Fura dels Baus’ vuelve a Madrid aunque esta vez de la mano de una tragedia,  la tragedia del Teatro Dubrovka que se desarrolló en un teatro, en un teatro tomado. Este Boris Godunov comenzó a tomar forma cuando Àlex Ollé, de ‘La Fura dels Baus’, se planteó la posibilidad de proponer a un público una muestra infinitesimal, suavizada por la ficción, de lo que otro público tuvo que experimentar en un teatro de Moscú.

El montaje se estrenó el 6 de marzo en Molina de Segura (Murcia). Se trata de una coproducción junto con el Centro Dramático Nacional, la productora Elsinor y la propia compañía. Álex Ollé, uno de los seis directores artísticos de La Fura dels Baus, es impulsor del espectáculo. El horror que, dice, sintió a raíz de la noticia del asalto y su terrible desenlace, le empujó a crear un montaje sobre el terrorismo para acercar el teatro a la contemporaneidad “como hace el cine continuamente”.

Para dar forma a esta idea, Ollé acudió al dramaturgo catalán David Plana. Él es el autor de la versión tuneada, como dicen ellos, del texto de Pushkin, fruto de un trabajo de condensación, con un lenguaje actualizado y salpicada de fragmentos de discursos políticos pronunciados por figuras como las de Bush y el Che, entre otros. A su vez, Plana firma junto a Ollé la dramaturgia y la dirección escénica del espectáculo.

Pese al claro punto de partida de la obra, Ollé aclara que la historia está descontextualizada. No hay referencias a ningún grupo terrorista en concreto, ni se ubica en un país determinado. En este caso, se exige al gobierno del lugar donde se representa la función que retiren las tropas desplazadas al país de los terroristas. Un gabinete de crisis, que entra en escena a través de proyecciones videográficas, analiza las peticiones de los asaltantes, mientras una mediadora trata de resolver el conflicto de la manera menos traumática posible.

En Madrid podréis ver esta obra entre el 18 de septiembre y el 19 de octubre en el Teatro María Guerrero, inaugurado el 15 de octubre de 1885 como Teatro de la Princesa por la compañía de Emilio Mario, que representó la comedia Muérete y verás, de Bretón de los Herreros, y el sainete El corral de comedias, de Tomás Luceño. A su estreno acudieron la reina María Cristina y la destronada Isabel II, así como las infantas Isabel y Eulalia y una escogida representación de la alta sociedad española de la época. Actualmente está gestionado por el Ministerio de Cultura.

A continuación incluyo información adicional, dirigida a aquellos que estéis interesados en el espectáculo:

Dirección: C/ Tamayo y Baus, 4. 28004. Madrid
Teléfono: 91 310 29 49

Teléfono de taquillas y grupos: 91 310 15 00
Horario de taquillas: de lunes a domingos de 12 horas hasta comienzo de la representación

Transporte: Metro: Colón, Banco de España y Chueca. Autobús: Líneas 5, 14, 27, 37, 45, 53 y 150. Renfe: Recoletos.

Representación: del 18 de septiembre al 19 de octubre
Horarios y venta de entradas aquí

Ver mapa

Anuncios