¿Cuántos de vosotros tenéis pensado pasar el puente en la capital?

Aquellos a los que no os quede más remedio que pasar el último puente del verano en la ciudad me gustaría recomendaros un espectáculo que, según he podido leer, todos los que alguna vez han acudido a disfrutar de él dicen no haberles dejado indiferentes: Tamashy. Voces del corazón, de la compañía YAMATO. Se trata, como no puede ser de otra forma en la capital, de un espectáculo organizado por el macrofestival “Veranos de la Villa”, una cita anual, con una afluencia masiva y de indiscutible calidad que Madrid lleva organizando desde hace varios años.

Seguro que os sorprende que hasta ahora no os haya recomendado alguno de los espectáculos que la Comunidad de Madrid ofrece a través del programa de “Veranos de la Villa”. Los motivos, no son por supuesto la calidad de sus propuestas, sino que debido al despliegue mediático que existe entorno a este festival siempre he considerado sencillo enterarse de las actuaciones previstas y he preferido destacaros otras actividades, quizás menos publicitadas y que sin embargo consideraba importantes. Esta vez es diferente porque creo que el espectáculo, por su originalidad y buenas críticas, merece ser destacado.

Aquellos a los que os interese las nuevas formas de expresión que poco a poco van surgiendo o simplemente sentís curiosidad por escuchar la esencia sonora de los seres vivos, que es en definitiva en lo que consiste el espectáculo, os recomiendo que os paséis entre los días 15 y 17 de agosto por el patio central del Conde Duque.  Allí os espera la compañía YAMATO TAMBORES DE JAPÓN que con su percusión pretenderá transmitiros el ritmo del latido del corazón, la sonora esencia de todos los seres vivos.

Seguro que muchos de vosotros nunca habíais oído hablar de YAMATO así que me alagra presentaros a un grupo de percusionistas asiáticos que recibe su nombre de la zona geográfica así llamada donde dicen que nació la cultura japonesa. El grupo surgió en 1993 en Nara, donde tienen su sede, y desde allí hacen numerosas giras por los cinco continentes, sobre todo desde 1998, fecha en la que muchas miradas se volvieron hacia ellos tras ganar el Premio Sprit of Fringe en el Festival de Edimburgo.

La compañía utiliza para sus espectáculos los instrumentos más antiguos y dicen que cuando actúan sienten el poder y la calidez del ritmo vital que se puede  encontrar en cada rincón de la tierra. Ese sentimiento es el que quieren compartir con el público. Su arduo e intenso entrenamiento les permite provocar que ese latido resuene a través del mundo entero, a veces con gran sutileza, a veces con una fuerza abrumadora. Cuando los golpes de tambor suenan junto con las pulsaciones del público, se crea una ola de energía que fortalece aún más su deseo de actuar. Increíble, ¿verdad?.

En una entrevista concedida a El País este semana, Masa Ogawa, director de la compañía, apuntó que los tambores han existido desde tiempo inmemorial y que siempre han sobrecogido, al margen de edades, religiones y orígenes. No obstante, el director destaca especialmente que la música que ofrecen es muy moderna, totalmente nueva y muy distinta del estereotipo que desde Europa se puede tener sobre la música tradicional japonesa.

Es interesante que sepáis que en el transcurso de sus increíbles conciertos también incorporan varios instrumentos tradicionales japoneses, aunque lo básico de su música emana de los tambores, algunos de los cuales llegan a pesar 500 kilos y han sido elaborados a partir de una única pieza de madera procedente de un único árbol, puesto dependiendo de la madera que se utilice para hacer el tambor, el sonido del instrumento es distinto.

La compañía está formada por cinco mujeres, cinco hombres y 40 tambores que son los instrumentos que la compañía golpea de forma virtuosa a lo largo de sus conciertos. A modo de curiosidad os diré que uno de estos tambores es ODAIKO, hecho con un árbol de más de 400 años.

Actualmente Yamato se encuentra de gira mundial y ha aterrizado en España tras visitar Katar y Portugal, y antes de visitar Alemania. El director, Ogawa, dice que tenían especial deseo de venir a España, donde los tambores también están presentes en numerosas tradiciones.

Lo único que puedo deciros es que no os lo perdáis. Creo que merece la pena ya no sólo por su calidad y su originalidad, sino por tratarse de un espectáculo único en el mundo.

A continuación os adjunto información que quizás os interesa a todos aquellos que tengáis pensado acudir:

Fecha: Del 15 al 17 de agosto de 2008
Horario: 22:00h

Lugar: Patio Central Conde Duque
Dirección: Calle Conde Duque, 11
Ver mapa

Precio: 35€ 30€ 20€ 
Entradas: Comprar aquí
Duración: 2h (intermedio 20 min)

País: Japón
Género: Percusión
Tipo: Música
Web oficial:  http://www.yamato.jp

Anuncios