Cómo se nota que es verano y  que la escasez informativa empieza  a hacer mella. Ayer estaba leyendo el periódico y una de las noticias más destacadas de la sección de cultura era la masiva afluencia que había habido a la exposición de cuerpos humanos que lleva en Madrid desde febrero de este año.

Quisiera puntualizar que en este caso hablo de la “escasez” como algo totalmente positivo puesto que existe menos ruido informativo que en otras temporadas y te permite enterarte de más cosas, muchas veces muy interesantes. En lo que respecta a este blog procuro que los artículos que escriba sean de máxima actualidad y que os sirvan para hacer planes inmediatos, pero aprovechando que ayer fue noticia no quería dejar pasar la oportunidad de explicaros a grandes rasgos en qué consiste esta exposición tan visitada en ciudades como Londres y Nueva York y que está a punto de abandonar nuestra capital.

La muestra en cuestión está compuesta por once cuerpos humanos completos y doscientos sesenta órganos, todos ellos tan reales como inertes. Llegó  a Madrid en febrero de este año avalada por los más de tres millones de personas que ya la habían visitado en distintas ciudades del mundo. Una expectación comprensible por el carácter insólito de la exposición, que permite al visitante algo tan sorprendente como conocer qué es lo que tenemos las personas debajo de la piel observando cuerpos reales. Cuerpos que algún día fueron personas y que hoy son maniquíes involuntarios sometidos a un complejo proceso de preservación.

De primeras puede resultar desagradable el motivo de la muestra, pero si nos paramos a pensar que casi nadie conoce qué es lo que alberga nuestro cuerpo debajo de la piel puede resultar seductor, aunque sea el morbo y la espectacularidad, al fin y al cabo, lo que despierte nuestro interés. Aún así debemos ser conscientes de que nuestros organismos están caracterizados por una complejidad y una asombrosa naturaleza ciertamente mucho más complicadas que las de todos los ordenadores y artilugios que nos rodean en la actualidad; y aún así, muchos de nosotros ignoramos realmente el funcionamiento de nuestros cuerpos, lo que necesitan para sobrevivir, lo que los destruye y, lo que en contraposición, los hace revivir.

Es curioso saber que la materia prima de Bodies procede de ciudadanos chinos que fallecieron por causas naturales y cuyos restos no fueron reclamados por nadie al carecer de familia conocida. Así que lo que se expone son, al fin y al cabo, cadáveres disecados y diseccionados, por lo cual es difícil obviar el componente transversal que la muerte juega en la muestra. Pero más allá de este aspecto, lo cierto es que la exposición posee un potente carácter didáctico para los vivos, así que aprovechémoslo, no desperdiciemos la oportunidad que esta exposición nos brinda para conocer de forma directa en qué consiste nuestro cuerpo.

Probablemente después de visitarla no tengáis durante varias horas ganas de comer, pero no os preocupéis, porque la moralina que recibiréis en cuanto al cuidado de vuestro cuerpo será suficiente como para que tengáis en cuenta que el esfuerzo ha merecido la pena. En Madrid ya son más de 200.000 personas las que no han podido sucumbir al interés despertado por algo tan poco atractivo e inusual como son los cuerpos humanos disecados, algo tendrán, ¿no creéis?. Según el principio en el que se basa la muestra “ver es conocer”, podemos extraer como algo positivo uno de sus principales objetivos “poner remedio a la ignorancia” así como profundizar en el esqueleto, sistema muscular, nervioso, digestivo, respiratorio, circulatorio o reproductor, y comparar un pulmón sano y otro ennegrecido de un fumador, que son en definitiva las secciones en las que se divide la exposición.

A continuación os adjunto información que os resultará útil a todos aquellos que queráis acudir:

Dirección: C/ Goya nº 5-7 (al lado de la Plaza de Colón). La sala de exposiciones se encuentra ubicada en el antiguo Teatro Carlos III.
Teléfono: 91 432 44 65
Correo electrónico: info@bodiesspain.com

Horario: Todos los días (incluídos festivos) de 10.00 de la mañana a 21.00 de la noche.
Entradas: en taquilla o a través de la página web (se recomienda que si se va a asistir en fin de semana se compren las entradas 24 horas antes).
Precio de las entradas

Duración de la exposición: Hasta el 28 de septiembre

Página web oficial: www.bodiesspain.com

Anuncios